El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Historia de Helvex

Una Historia de Esfuerzo, superación y Crecimiento Constante

Fue en el año de 1950 cuando un grupo de industriales suizos dirigidos por Don Mauricio O. Amsler, se asociaron para fundar la empresa HELVEX, S. A. cuyo nombre se formó al fusionar las palabras HELVETIA (que significa Suiza) y MÉXICO. La experiencia del Sr. Amsler como uno de los principales distribuidores de muebles para baño, cocina y accesorios importados de Estados Unidos y Europa, lo motivaron a fundar una compañía en México que fabricara estos productos. En los inicios de la empresa se integró el Ing. Jorge Barbará Zetina, quien tomó la responsabilidad de la Dirección General y trabajó en constituir la mayor red de distribuidores comerciales del ramo en la República Mexicana. El trabajo fue arduo y tenaz para abrirse mercado, el Ing. Barbará impulsó y desarrolló una red de distribuidores en toda ciudad del país con más de 10,000 habitantes. El crecimiento de la compañía fue extraordinario, ya que pasó de ser un pequeño taller con 25 empleados, a dar empleo a más de 1,800 personas actualmente.

Durante sus primeros años, HELVEX enfrentó situaciones muy difíciles de consolidación; llegando incluso al borde de la quiebra. En 1954 se inicia una reorganización total de la empresa, aportando más capital y añadiendo nuevos productos como accesorios y artículos para baño, al mismo tiempo se define lo que sería la filosofía fundamental de la organización: Lograr que todo el producto que lleve la marca HELVEX sea siempre de la más alta calidad y digno de competir con cualquier producto similar de cualquier procedencia.

Para lograr la consolidación y posicionamiento en el mercado nacional e internacional, se hicieron varios convenios de colaboración y asistencia técnica entre HELVEX y diversas compañías suizas y estadounidenses, la primera de ellas fue en 1952 con JOSAM MANUFATURING Co. con la intención de fabricar diferentes modelos de coladeras y productos de drenaje. En 1957 concreta otra negociación con SLOAN VALVE Co. para elaborar en México la línea de fluxómetros, en 1968 se asocia con la empresa KOHLER Co. para la fabricación de la línea de llaves y mezcladoras.
En el año de 1957, se ofreció en el mercado nacional calentadores instantáneos a base de gas, que por mucho tiempo fueron la imagen de HELVEX, posteriormente se comercializó una amplia gama de coladeras y productos para drenaje, una línea completa de fluxómetros y accesorios cromados que constituyen la línea clásica actual, además de un grupo de modelos de regaderas para baño con características de auto-limpieza, chorro fijo o regulable, de tipo fijo o manuales. Debido al rápido crecimiento y desarrollo de HELVEX, en el año de 1964 se adquiere un terreno en Coltongo 293, en la Colonia Industrial Vallejo, para construir la nueva planta que sustituye a la fábrica de la calle Nardo 232 en la colonia Santa María la Ribera.

 La fábrica de Coltongo actualmente abarca una extensión de 25,000 m2., en comparación a los 10,000 m2 iniciales de 1966. Esta nueva planta no sólo significó un crecimiento en superficie y construcciones, sino también en inversiones de maquinaria y equipo, así como en la formación de una estructura de recursos humanos mejor consolidada. Para la década de los años sesenta, se detectó en el mercado mexicano una creciente demanda de llaves y mezcladoras de mejor calidad, pues lo que se fabricaba por la competencia dejaba mucho que desear.

Reaccionando ante tal situación, HELVEX decidió en el año de 1968 empezar a fabricar estos productos con los más altos estándares de calidad. Para lograr lo anterior, se firmó un convenio con la Secretaría de Industria y Comercio para sustituir al 100% todas sus piezas de importación en un período máximo de dos años, mismo que se cumplió rigurosamente. El mercado recibió con gusto estos nuevos productos nacionales que de inmediato fueron considerados las mejores líneas de llaves y mezcladoras de México. Helvex garantía de calidad humana En los años setenta, se funda la Asociación de Industriales Vallejo A. C.  (AVIAC) en donde el Ing. Jorge Barbará Zetina, Director fundador de HELVEX, forma parte como Presidente de 1982 a 1983. HELVEX a la fecha trabaja conjuntamente con AVIAC en donde ha logrado objetivos de crecimiento y renovación según el Plan de Gran Visión para la Zona Industrial Vallejo.

 En el año de 1980 se decidió constituir el GRUPO HELVEX S. A. DE C. V., con la finalidad de buscar la evolución del Grupo con nuevas plantas, para la reestructuración de procesos de fabricación bajo la lógica de mejor distribución, productividad y control. Surgen cinco compañías que conjuntamente con la planta matriz conformaron el grupo industrial: PULIVEX (1981), para el pulido y cromado de piezas; PLASTIVEX (1981), para la inyección de componentes plásticos; FUNDITEC (1981), se dedicó a los procesos de forja, maquinado y fabricación de moldes y herramientas; METALVEX (1990), para a la fundición a través del sistema de molde permanente y finalmente INDUSTRIAS PULITEC (1996), dedicada al pulido y cromado de piezas. Los años ochenta fueron relevantes para la consolidación de Helvex como Grupo Industrial, se crean subsidiarias a lo largo de su cadena de valor, lo que le permite posicionarse y consolidarse como líder en su ramo, con el sello HELVEX en la vida diaria de la mayoría de los hogares mexicanos. En estos años se incursiona de igual forma en el mercado de las exportaciones con presencia en 15 países exportando productos a Estados Unidos, Canadá, Centro América, el Caribe y Sudamérica, así como oficinas propias en Costa Rica, Perú y Brasil.
Tecnología de Punta de Cara a la Globalización

En la década de los noventa, la empresa reafirma su filosofía por seguir dotando sus instalaciones con la tecnología y maquinaría más moderna, con el objetivo de lograr en el resultado final los mejores productos que incorporan los avances tecnológicos de vanguardia. Con el apoyo financiero Bancario, se equiparon a las plantas del Grupo con la maquinaria más adecuada para los procesos de fabricación, ejemplo de lo anterior fue la maquinaría de control numérico computarizado que garantiza las medidas y tolerancias, bajo las cuales son diseñadas las diversas piezas que conforman las llaves, mezcladoras, accesorios para baño, cocina y muebles cerámicos, esto permite aumentar la producción con un estricto control de calidad, desde la materia prima hasta el producto terminado.

 En el presente siglo XXI, se refuerza y fortalece la visión de sustentabilidad a través de la certificación de calidad ISO 9002, la certificación de Industria Limpia, así como importantes reconocimientos al diseño y calidad de sus productos; se obtiene a la par el distintivo de Empresa Socialmente Responsable, otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) por el desempeño que siempre ha caracterizado a HELVEX en los siguientes ámbitos: calidad de vida dentro de la empresa, ética empresarial, cuidado del medioambiente y apoyo a la comunidad, acciones que refuerzan nuestra filosofía social y ambiental: HELVEX, GARANTIA DE CALIDAD HUMANA. Principios de sustentabilidad y responsabilidad social Las actividades socialmente responsables que se realizan en HELVEX están  enfocadas principalmente hacia la conservación del agua; recurso elemental para la vida, y con la que se tiene especial relación como intermediario final entre éste y el consumo humano. Por este motivo, HELVEX invierte constantemente en la perfección de sus procesos de elaboración de sus productos utilizando tratamientos de agua especiales en las diversas fábricas.

 De igual forma, se cuenta con tecnología de punta en todos los procesos de fabricación, lo que permite que las mezcladoras para lavabo y cocina estén libres de plomo, cuidando así el bienestar de los usuarios finales y de la sociedad en general. HELVEX se ha distinguido por la habilidad de conjuntar calidad, confort y uso eficiente del agua en sus productos, por esta razón y agradeciendo la preferencia de sus clientes, su línea de llaves, regaderas, fluxómetros inodoros y tazas de baño aportan al mundo un ahorro de 40 mil millones de litros de agua cada año, equivalentes a cubrir las necesidades diarias de toda una población de 300 mil personas.

En HELVEX, es fundamental garantizar el bienestar de las generaciones presentes y futuras bajo la visión del desarrollo sustentable, por lo que se fomenta con el apoyo de los distribuidores en toda la República Mexicana, jornadas voluntarias anuales de reforestación, dirigidas a la conservación de selvas y bosques. Los esfuerzos van encaminados a la participación de la sociedad en general, sensibilizándola en la importancia del cuidado del medioambiente. Estas actividades reiteran el compromiso de Helvex hacia la preferencia del público. La ingeniería, diseño y calidad de los productos Helvex garantizan en el mediano y largo plazo, un excelente servicio y un confort inigualable ya que son fabricados por una empresa orgullosamente mexicana y socialmente responsable.